ARTE MARCIAL EFECTIVO, DEPORTIVO O TRADICIONAL

Por definición, un arte marcial es un sistema codificado organizado, coherente y metódico de defensa personal, con o sin armamento, bajo un sistema de conducta, etiqueta y disciplina militar o cuasi militar, afín de diferenciarse de la mera belicosidad con violencia física de una pelea callejera corriente. En general, si bien todas las artes marciales pueden tener muchas similitudes, es el tipo de practica lo que marca las principales diferencias entre unas y otras. Estas se caracterizan principalmente por ser: 1.-Competitivas/ no-competitivas; y 2.-Antagonistas/ cooperativas.

Dentro del marco de las artes marciales habría que hacer tres grandes grupos: aquellas que unicamente se centran en la efectividad pura y dura de la técnica con el fin de someter o noquear a un oponente, y que lo ponen a prueba, generalmente, sobre un ring o dentro de una jaula. Dentro de este tipo de artes marciales se incluiría todas aquellas en las que hay una competición reglada por un número muy limitado de reglas, con el fin de proteger la vida de los luchadores,y que actualmente gozan del privilegio de tener una presencia constante en televisión a nivel mundial y de contar con toda una infraestructura mediática y poderosa detrás de ellas. Son artes marciales de contacto extremo que requieren de una preparación física y entrega personal excepcional, y con un riesgo de lesión elevado, y en algunos caso incluso permanente. Dentro de este grupo encontraríamos artes marciales como Muay Thai, MMA(artes marciales mixtas),Jujitsu brasileño, Karate Kyokushinkai, etc…

En un segundo grupo incluiríamos a todas aquellas que incluyen una modalidad deportiva reglada de contacto ligero, donde se premia la plasticidad y ejecución de la técnica durante el combate o en la ejecución de una forma(kata, puntse, etc…) dentro de unas pautas preestablecidas, que pueden variar en mayor o menor medida dependiendo de la valoración del tribunal o de los responsables de la competición. Actualmente, gozan de gran popularidad entre los más jóvenes, contando con varias artes marciales a nivel olímpico desde hace décadas, como el Judo o el Taekwondo. Al ser practicas moderadas, el riesgo de lesión es leve, salvo que el practicante se meta en el circuito competitivo, en cuyo caso, al igual que en la practica de cualquier otra actividad competitiva deportiva, viene implícito un riesgo de lesión medio-alto si no se hace bajo la supervisión de una persona preparada. Dentro de este grupo encontraríamos artes marciales tan populares como el Karate-Do, Judo, Taekwondo, Kung Fu, etc…

En un tercer y último grupo incluiríamos a todas aquellas artes marciales exentas de competición, ergo carentes de la popularidad de las anteriormente mencionadas, y que representan una propuesta fuera del ámbito competitivo, y enfocadas más al ámbito de desarrollo personal, a la salud, a una filosofía de vida, etc…En este tipo de practica, si bien , en ocasiones, se deja de lado la efectividad de la misma, esto es debido a que se suele dar más importancia al estudio y practica de manera moderada para evitar lesiones innecesarias y poder adaptar la practica a nuestra vida diaria el máximo de años posibles. Obviamente, en este grupo la mayoría de practicantes suelen tener una edad superior a los 25 años, por lo general, y llegando a practicantes de muy avanzada edad. Dentro de este grupo incluiríamos estilos tradicionales de Karate y Kung Fu, Taichi, Aikido, etc…

En lo que a Aikido se refiere, en general, se trata de una practica no-competitiva y cooperativa, dado que, en primer lugar y salvo la escuela de Kenji Tomiki Sensei(Shodokan), no existe la competición, y la mayor parte de la practica consiste en el desarrollo de la técnica mediante el trabajo cooperativo en parejas para la buena practica y desarrollo de la técnica. Al depender de la colaboración y cooperación de un compañero para la practica, esto nos obliga a desarrollar una actitud social y de colaboración, y a abandonar nuestro ego, en la medida de lo posible, lo cual refuerza de manera positiva nuestra interacción con otras personas y fortalece vínculos con nuestros compañeros de practica, además de ayudarnos a desarrollar una mentalidad más asertiva, adaptable y flexible ante los problemas cotidianos. Un practica totalmente recomendable para toda persona que busca un beneficio personal a medio-largo plazo y sin limite de edad.